Andrés Túñez: El Gladiador

(This article was originally written in English. If you would prefer to read it in English, click here.) britain1 usaflag

Con una de las exportaciones de Venezuela más aventureras y sin embargo menos observadas logrando recientemente un importante trofeo tras haber cortado lazos con el conjunto al que sirvió por más de una década, Hispanospherical.com hace un repaso en profundidad de su papel en una campaña memorable en una nación lejos del radar de muchos fans del fútbol.

buriramtunez2

Buriram United (Andrés Túñez en el centro): 2014 Ganadores de la Liga Premier de Tailandia, 2 de noviembre de 2014. (Fanpage de Facebook del Buriram United)

El domingo 2 de noviembre de 2014, mientras muchas ligas en Europa tomaban impulso, la carrera por la Premier League se asentaba finalmente en Tailandia, con el Buriram United manteniendo su corona tras una victoria de 2-1 sobre el Police United.

Aunque en retrospectiva el fracaso del rival más cercano, el Chonburi, a la hora de derrotar al TOT SC hizo irrelevante este resultado, más de 25.000 fans en el New I-Mobile Stadium – o, como prefieren llamarlo los locales, el Thunder Castle – recibieron con entusiasmo los simbólicos goles marcados por el anteriormente delantero del Sporting de Gijón Carmelo González y el canterano del Deportivo de La Coruña David Rochela.

Importaciones como estas, junto con el máximo goleador filipino-español Javier Patiño, han ayudado a este ambicioso club a disfrutar del periodo más exitoso de toda su historia (puesto que lleva existiendo de distintas maneras desde 1970), consiguiendo sus cuatro títulos de liga en las últimas siete temporadas. Sin embargo, no se puede decir que todas las adquisiciones internacionales hayan tenido una gran relación calidad-precio para el equipo, con el anterior delantero del Arsenal y el Hull City Jay Simpson sirviendo recientemente como advertencia contra el exceso. Había sido atraído al club en 2013 con un contrato que según se dijo batía records y aún así volvió a Inglaterra este verano tras menos de un año en su aventura tailandesa para jugar con el Leyton Orient.

No obstante, un hombre que, tras menos de cinco meses de apariciones, ha dejado una marca imborrable en el club y que podría seguramente dejar el equipo mañana y seguir siendo tenido en alta estima durante años, es otro de los fichajes del Buriram desde España: el internacional venezolano y anterior defensa central del Celta de Vigo, Andrés Túñez.

Nacido en Caracas, criado en Balaídos:
La carrera de Túñez en el Celta de Vigo

Túñez nació en Caracas de unos padres gallegos que volvieron, con su hijo de siete años en brazos, a la conocidamente lluviosa región noroeste de España donde en su adolescencia firmó con uno de los dos clubs locales más venerados, el Celta de Vigo. Fue una relación que duraría más de diez años, con Túñez apareciendo por primera vez para el equipo B principalmente en su posición preferida a la izquierda de la pareja de defensa central en la temporada 2006/07 y finalmente consiguiendo su oportunidad con el equipo senior en la primera mitad de la campaña de 2009/10 a los 22 años. Ganó protagonismo en un equipo que, a pesar de languidecer en la mitad de la tabla en Segunda División, llegó a cuartos de final de la Copa del Rey – igualando su mejor actuación en conjunto desde que quedaron subcampeones tras el Real Zaragoza en 2000/01 – y fue recompensado con un contrato de cuatro años.

A pesar de jugar en la mayoría de los partidos de liga que quedaban en esa temporada, su carrera dio un paso atrás temporal en la siguiente ya que, tras la llegada del nuevo entrenador Paco Herrera ese verano, apareció en menos de un quinto de los partidos de su equipo. Sin embargo, la temporada 2011/12 sería crucial, aportándole un inmenso orgullo personal y profesional, puesto que Túñez no sólo debutó internacionalmente con su país de nacimiento contra Argentina, si no que también fue el beneficiario de un cambio de opinión por parte de Herrera y se convirtió en un titular regular en el que seria un año de ascenso.

Subir a Primera División trajo consigo la inherente calidad superior de los oponentes pero, mientras el Celta se debatía en cuanto a resultados, cuando no estaba apartado por lesión o suspensión Túñez era una constante en el equipo. Un partido destacable de esta temporada fue de nuevo en la Copa del Rey, cuando un Real Madrid que empezó con, entre otros, Ronaldo, Di María, Benzema, Alonso y Modrić (sin mencionar a Callejón, Özil y Kaká todos saliendo del banquillo) fue vencido 2-1, aunque Los Merengues progresarían tras un aplastante 4-0 en el partido de vuelta.

Sin embargo tristemente esta temporada fue más una batalla que sobrevivir, una causa que Túñez sintió de forma visceral, diciendo a principios de mayo de 2013 que si el Celta perdía los dos partidos siguientes que eran vitales contra el Atlético de Madrid y el Real Bétis entonces “toda la temporada se irá al infierno”. El conjunto fue efectivamente vencido en los dos partidos, dejándolos cuatro puntos por detrás pero sin llegar al apocalipsis puesto que, extraordinariamente, el Celta tuvo éxito a la hora de preservar su estatus a través de las victorias en los últimos dos partidos contra el Real Valladolid y el Espanyol.

Entonces llegó Luis Enrique.

Apenas una semana después de que Túñez se tirara al suelo tras escuchar el pitido final y ser arrollado por sus similarmente aliviados seguidores en ese dramático último día, Lucho se incorporaba como nuevo entrenador, reemplazando a Abel Resino, que a su vez había tomado el relevo de Paco Herrera en Febrero. La leyenda del Barcelona se trajo consigo a varios jugadores y aunque siendo optimista en un principio, Túñez se dio cuenta pronto de que él no sería parte de esta audaz nueva era. Aunque no podría haberlo sabido entonces, la emocional victoria contra el Espanyol había sido su último partido competitivo en los colores de Os Celestes.

Posteriormente, en parte para reforzar las posibilidades de ayudar a Venezuela en su intento de clasificarse en el Mundial de 2014, el hombre que había pasado toda su carrera jugando en la región de su juventud presentaba síntomas de amante desdeñado deseando irse lejos, acordando unirse finalmente al equipo israelí Beitar Jerusalén como préstamo en septiembre de 2013. Aunque Túñez ha dicho que disfrutó de esta estancia, al final desembocó en una decepción profesional con el Beitar terminando 9º entre 14 equipos en la temporada normal y por consiguiente sufriendo el escarnio de jugar en los play-offs entre los 8 equipos del final. De todas formas Túñez ya se había ido en marzo justo antes de que los play-offs hubieran empezado y al final del siguiente mes finalizó su contrato con el Celta (dos años antes de expirar), embarcándose en su lugar en un nuevo desafío con los campeones Tailandeses del Buriram United.

tunezcelta

Andrés Túñez en los colores del Celta de Vigo, tocando la bola para alejarla de Lionel Messi en el Camp Nou, 3 de noviembre de 2012. (David Ramos/Getty Images Europe)

El Buriram forcejea, Túñez se asienta:
Los primeros días en Tailandia

Efectivamente, este no fue un movimiento convencional para un jugador con experiencia en la que podría denominarse la mejor liga del mundo y quien, a los 27, estaba entrando en lo mejor de su carrera. No obstante, debido al número de jugadores con conexiones españolas asociados con el club no era tanto aventurarse a lo desconocido como se podría pensar, y mucho menos caer en una espiral descendiente en el abismo futbolístico. En efecto, no sólo le fue dada la bienvenida al club por los considerables talentos de Javier Patiño y Carmelo González (que ahora tienen más de 70 goles en liga entre los dos durante las dos últimas temporadas), junto con el defensa David Rochela, si no que también entre el equipo técnico se encontró con el preparador físico y analista de tácticas Arnau Navarro. Tuñez ha declarado en una entrevista con Los Otros 18 que pidió consejo a Navarro y otros antes de cambiarse, aunque hubo un hombre con el que no llegó a encontrarse por los pelos a su llegada con el cual podría haber compartido alguna que otra historia del Balaídos.

Alejandro Menéndez, que había sido entrenador de Túñez entre 2007 y 2009 en el conjunto B del Celta de Vigo, fue eximido de sus deberes como entrenador del Buriram dos semanas antes de firmar el internacional venezolano. A pesar de haber ganado casi cualquier honor local concebible en 2013, Menéndez fue víctima de un impulso insaciable de éxito instantáneo con el lamentable comienzo del Buriram en la temporada del 2014, que les vio conseguir tan sólo 10 puntos de 8 juegos, dejándolos en el puesto 12 en la liga y prácticamente fuera de la Liga de Campeones de la AFC en la fase de grupos.

Consecuentemente, el serbio Božidar Bandović fue convocado como interino hasta principios de junio y tuvo el placer de revitalizar al conjunto, que ganó 20 de los 27 puntos disponibles en los 9 partidos de liga que él entrenó. Túñez no participó en esta primera etapa de resurgimiento del club, puesto que se encontraba aclimatándose a su nuevo entorno, aunque en su debut el 11 de junio en el siguiente partido – el primero supervisado por el nuevo entrenador brasileño Alexandre Gama – ocurrió algo que tendría un efecto inesperado en su temporada.

El Buriram Asciende, El Gladiador Emerge:
Andrés el Incalculable

Lo que para sus compañeros de equipo era una victoria rutinaria de 3-1 en la Copa de la Liga de Tailandia contra el secundario TTM Customs finalizó abruptamente para Túñez tras recibir un duro codazo en la nariz, rompiéndola y obligándole a llevar una máscara protectora durante los siguientes dos meses. Como será referido, lo que estaba destinado a ejercer una simple labor práctica – aunque estilizada – de ayuda a la rehabilitación que le permitiese jugar, iba a convertirse en el signo de identidad de un jugador que, cuando volvió a la acción dos semanas después, se congració rápidamente con los fans del Buriram con espectaculares jugadas que le valieron victorias.

Así, con su equipo ahora 3º hizo su primera aparición en liga el 25 de junio contra el Songkhla United, teniendo un papel crucial en el resultado. Quedando sólo 15 minutos de reloj, el Buriram había desperdiciado una ventaja de dos goles y se encontraban al mismo nivel que el humilde bando contrario cuando Túñez recogió un tiro libre que rebotó fortuitamente en el larguero y volvió hacia el. Inmediatamente mandó la bola de un cabezazo a su izquierda, encontrando a Patiño que instintivamente la encajó con una tijera para dar a su equipo una victoria de 3-2.

Túñez se convertiría en una parte integral del equipo, y aunque le habían escogido principalmente para evitar goles, pronto se encontró marcándolos en el otro lado el campo, haciendo conocidas sus ventajas físicas entre los defensas de todo el país. El primero para el club llegó el día 16 de julio en el partido en casa de la semifinal de la Copa de la Liga cuando su altísimo cabezazo, de espaldas a la portería desde el tiro libre elevado de Theeraton Bunmathan, demostró ser el ganador contra Ratchaburi. Una quincena después, en su partido como visitantes el coloso Caraqueño marcó un gol casi idéntico pasando al mismo portero varado mientras el Buriram se reservaba su plaza en la final de octubre con una victoria 2-1 esa noche (un 3-1 global). Entre estos dos partidos en los que puso su nombre en el marcador, también abrió su cuenta en la liga el 23 de julio con un gol de inauguración – otro cabezazo, tres en cinco partidos en este periodo – en una categórica paliza de 5-0 a Chiangrai.

Este éxito propulsó al Buriram al primer puesto por primera vez en la campaña y, junto con el papel de Tuñez a la hora de conseguirle un lugar en la final de la Copa de la Liga a su equipo, no era sorprendente saber que los fans le habían tomado cariño, aunque si lo era la forma que tenían de expresar su admiración. Así, a principios de agosto el diario deportivo español Marca, interesado por las hazañas tailandesas de Túñez, publicó un artículo proclamándolo una sensación local a quien le había sido concedido el afectuoso apodo de “El Gladiador”, llegando a 5.233 ventas entre sus seguidores de máscaras similares a la que él llevaba. Los medios deportivos venezolanos, que siguen la trayectoria de sus internacionales fuera del país con varios niveles de empeño dependiendo del jugador, alegremente publicaron esta historia y consecuentemente esta percepción de Túñez en la distancia continuaría mucho tiempo después de haber sido desenmascarado. Comprensible quizás, al menos entre los seguidores venezolanos, dado que el acceso a los partidos en directo desde fuera de Tailandia es muy limitado y la mayoría de los partidos de fin de semana del jugador empezaban cuando muchos de sus compatriotas aun estarían durmiendo.

BuriramTunez

Un enmascarado Andrés Túñez, imagen promocional que aún sigue en la página del equipo en la web oficial del Buriram United. (Buriram United)

Para muchos con ésta idea de Túñez como una especie de  guerrero omnipotente que hacía el trabajo en los dos extremos teniendo el poder sobre todos y todo, fue una forma de poner los pies en la tierra cuando, sólo 11 días después de que el artículo fuera publicado, los rivales de título más cercanos, el Chonburi, acabaron con la racha de 19 partidos (nueve desde la llegada de Túñez) seguidos sin perder del Buriram. Sutthinan Pukhom propició un ataque psicológico potencialmente letal recortando con un gol en el último minuto la distancia entre ambos bandos a sólo un punto. Incluso después de que el Chonburi perdiera dos puntos en el siguiente partido, permitiendo que el Buriram aumentase su liderazgo por tres tras una victoria 2-0 sobre los modestos Air Force Central, los campeones parecían estar contra las cuerdas y se enfrentaban a una potencial batalla por el título a tres bandas.

Esto ocurría porque el siguiente juego del Buriram era un encuentro auténticamente épico  en casa  del Muangthong United, el equipo que ganó la liga en las tres ocasiones en los 6 años previos en que los Thunder Castles habían fracasado en este empeño. Si otra derrota pudiera ser infligida al Buriram, se encontrarían con los mismos puntos que el Chonburi, con el Muangthong United al acecho con un solitario punto de desventaja.

Aquellos que adscribían propiedades apotropaicas a la máscara de Túñez estaban sin duda temiéndose lo peor y buscando cobijo en sus refugios, puesto que había dejado de llevarla. Un revés más tangible que sucedió en el Buriram en este periodo fue la prolongada suspensión padecida por Carmelo González, que inicialmente se había visto vetado de forma indefinida desde finales de julio hasta el final de la temporada, pero que fue exitosamente apelada para permitirle volver a mediados de octubre. La tremenda doble infracción de Carmelo fue su respuesta a que el codazo que había recibido en la barbilla quedase sin castigo: primero le dio disgustado una patada a una botella que pasó más cerca de lo debido de un colegiado, y después, al serle otorgada una segunda tarjeta amarilla a causa de esta reacción, despejó el balón fuera del campo con rabia diciéndole a los colegiados que podían ir a buscarla. Así, sin Carmelo, que tampoco había jugado en el partido en el que fueron derrotados por el Chonburi, y el tenue brillo del aura de Túñez amenazando con desvanecerse, el Buriram de Alexandre Gama fue a este partido siendo profundamente consciente de los efectos en la moral del equipo que una segunda derrota contra el rival podría suponer.

Sin embargo este partido, que se puede clasificar como el más destacado de Túñez de la campaña, resultó ser donde realmente asentó su lugar en los corazones de los fieles del Buriram, marcando el gol ganador con un sensacional ostentación de capa y espada, a la altura de cualquier proyección idealizada de sí mismo mientras lo hacía. Fue a los 34 minutos de la primera mitad siguiendo un saque de esquina que el ex-Celta estaba defendiendo atrás en su propia área. Cuando la bola fue tocada con un cabezazo limpio pudo ver que el Muangthong se había comprometido en exceso y, oliéndose la oportunidad, avanzó hacia el centro del campo siguiendo el ritmo de la carrera de Jakkraphan Kaewprom por el flanco derecho. Con un solo defensa entre ellos, la pelota le fue cuadrada a través del área para que el paciente Túñez marcara con un patadón izquierdo que, aparte de los debidos gritos de asombro, dejó muda a las gradas locales. El hecho de que el venezolano estuviese en una posición tan avanzada era menos sorprendente que verle marcar con los pies, algo que nunca había conseguido antes en el nivel senior (exceptuando un golazo perfectamente legítimo en uno de los partidos de su lucha contra el descenso del Celta, que fue incorrectamente anulado y que llevó a que el juez de linea fuera vetado en su siguiente partido).

El resto del partido estaba lejos de ser una inevitable marcha hacia la victoria para el Buriram, puesto que concedieron un penalti poco después del gol, que fue evitado gratificantemente por Siwarak Tedsungnoen y tuvieron que jugar los últimos 30 minutos con diez hombres tras la expulsión de Theeraton Bunmathan. Después llovieron los tiros a la portería de Tedsungnoen pero Túñez y sus compañeros en la defensa los aguantaron, consiguiendo una eufórica victoria de considerable significado que noqueó de forma efectiva a sus anfitriones fuera de la carrera por el título.

Momentos destacados del Muangthong United 0-1 Buriram United, Liga Premier Tailandesa, 20 de agosto de 2014 (Youtube)

Desafortunadamente para los amantes de las narrativas simples, los Thunder Castles no podían dejar que sus seguidores respiraran tranquilos por mucho tiempo y siguiendo el ejemplo del Chonburi, tras su gran resultado empataron a uno contra la oposición de mitad de tabla, en este caso Army United. Esto dejó al Chonburi rezagado por un solo punto al final de agosto, en el momento en que todos los equipos de la Liga Premier Tailandesa se preparaban para dejar paso a los Juegos Asiáticos, pasando el rato las siguientes siete semanas con algunos amistosos hasta que los últimos seis partidos volvieran a comenzar a mediados de octubre.

Buriram Cuatro, Túñez Uno:
La Carrera por el Campeonato

Tres días antes de que el Buriram pudiera continuar con su carrera por la liga, una especie de doblete doméstico seguía estando a la vista, puesto que participaron en la final de la Copa de la Liga el 12 de octubre con el BEC Tero Sasana, quien en ese momento había reemplazado al Muangthong en el tercer puesto. Dado su papel de liderazgo en ambos partidos de semifinal, Túñez podría haber sido perdonado si se hubiera permitido tener un buen presentimiento sobre este partido. Sin embargo, en lo que fue un encuentro muy monótono de escasas oportunidades y que incluyó Mexicanos haciendo demasiadas olas (una), fue por el contrario el conjunto con un vociferante Avram Grant en la banda – en su papel de director deportivo – el que quedó como ganador sorpresa de un 2-0 con dos goles tardíos.

Así, un trofeo se había escapado mansamente del alcance del Buriram, pero ¿podrían hacerlo dos? La pérdida de la copa no pareció ser más que un desliz momentáneo cuando los Thunder Castles volvieron a la campaña de liga con una victoria contra el Sisaket que, al coincidir con una derrota del Chonburi, les dio cuatro puntos limpios quedando sólo cinco partidos. Aun así, los fatalistas sintieron que tenían razón después de todo cuando el Buriram consiguió un solo punto de los siguientes dos juegos y el Chonburi finalmente los desalojó del primer puesto por primera vez desde julio. El Buriram parecía haberlo echado todo a perder. 

Sin embargo, tras haber igualado sus resultados en la siguiente jornada, el Chonburi dio el fatal y decisivo paso en falso, empatando con el Chainhat Hornbill en la penultima etapa, en un partido inundado por una inmensa controversia y que dio pie a prolongados suspensos tanto para el árbitro como para el juez de línea. Consecuentemente, justamente o no, esto permitió al Buriram tener el control sobre su propio destino consiguiendo llegar como líderes por un punto al último día de la temporada.

Cuando llegó el domingo 2 de noviembre de 2014, las escasas esperanzas del Chonburi se desvanecieron rápidamente después de diez minutos cuando Carmelo puso al Buriram 1-0 contra un  Police United amenazado por el descenso y Rochela haría el 2-0 desde el punto de lanzamiento de penalti cuando quedaban 25 minutos. Aunque sus oponentes – ahora jugando con diez hombres – se las apañaron para conseguir recuperar un gol unos minutos después, los Thunder Castles despidieron cómodamente la victoria, con el Chonburi fracasando en tan siquiera  cumplir adecuadamente su tarea como potencial azote del día, empatando a uno con el TOT SC.

El Buriram United era nuevamente campeon por cuarta vez en su historia y, por primera vez en su carrera profesional, Andrés Túñez obtuvo una medalla de ganador de liga. Como se puede observar en los videos oficiales del club del partido y las celebraciones posteriores (los goles con banda sonora, como siempre, de una cuestionable interpretación del ‘Go West’ de los Village People), así como un pequeño baile de los jugadores en el podio, no cabe duda de que este logro fue sentido de todo corazón por El Gladiador.

tunezchampion

Andrés Túñez con el trofeo de la Liga Premier de Tailandia, 2 de noviembre de 2014. (Cuenta de Twitter de Andrés Túñez)

Un Héroe de Culto para Unos, un Valorado Compañero de Equipo para Otros y un Campeón para Todos:
Andrés Túñez

burirampositions

La posición en liga del Buriram United en las 38 jornadas en la temporada de la Liga Premier de Tailandia de 2014. (Fanpage de Facebook del Buriram United)

Así terminó una inusual pero estimulante campaña para una persona revitalizada que capturó los corazones e imaginación de miles de fans, no sólo de su propio equipo, si no en toda Tailandia y más allá. Mientras que una lectura fría del gráfico superior podría debilitar la percibida contribución de Tuñez al éxito del campeonato, poco puede hacer para disminuir su estatus icónico y su papel como uno de los jugadores más valiosos de su equipo. Es de cualquier manera útil considerar brevemente los datos en cuestión para por lo menos conseguir una fotografía ligeramente más amplia de la temporada del Buriram que lo que ha sido relatado en otros sitios, sin desmerecer el papel de Túñez.

Teniendo en cuenta la resurrección de la campaña del Buriram tras su flojo comienzo, aunque el influyente artículo del Marca manifestó correctamente que el club estaba a mitad de la tabla cuando Tuñez fue fichado a finales de abril (que sería la 10ª jornada, cuando iban en el puesto 12), casualmente exageró su papel en el giro de su suerte. Efectivamente, a pesar de incluir las estadísticas de aparición en los partidos que deberían haber dado pie a mayor reflexión, el artículo omitió mencionar que él no hizo su  debut en la liga hasta la 20ª jornada de la temporada, para cuando el Buriram ya iba 3º. Así, como el club ya estaba en una trayectoria ascendente se le deben reconocer grandes méritos, primero al entrenador interino Božidar Bandović y también a  su repuesto permanente Alexandre Gama, quien continuó el trabajo de su predecesor de motivar a los indudablemente talentosos jugadores a alcanzar su potencial colectivo.

Eso no significa que Túñez fuera un jugador menor en la subida a la cumbre inicial de su equipo al final de julio (25ª jornada) – poco antes de que el artículo fuera escrito – puesto que incuestionablemente, a través de sus primeras intervenciones en las que se ganaron partidos él fue todo menos irrelevante. Como también ha sido retransmitido, él habría continuado jugando un papel crucial a la hora de mantener (aunque con uno o dos pequeños deslices) la posición del equipo hasta el final de la campaña pero, junto con las contribuciones de algunos de sus compañeros mencionados antes, el papel de Gama también debería ser enfatizado.

En efecto, de cara al futuro, Túñez debe de haber estado encantado de escuchar que el entrenador brasileño ha firmado recientemente un nuevo contrato, puesto que el venezolano dijo que inicialmente le atraía el Buriram porque tienden a clasificarse en la Liga de Campeones de la AFC –  una competición en la cual su jefe tiene algún pedigrí. En el 2007, Gama se las arregló para llevar al Al-Wahda de los Emiratos Árabes Unidos a las semifinales de la competición – la mejor actuación del grupo hasta ahora – y probablemente disfrutará la oportunidad del año que viene de mejorar la floja actuación del Buriram de Menéndez anteriormente esta temporada.

Aunque la reciente noticia de que Carmelo González va a dejar el club debería invitar a la reflexión, es probable que Túñez siga estando cerca para jugar en esta competición continental, puesto que inicialmente firmó un acuerdo de tres años y ha indicado que su intención es la de quedarse con el Buriram.

Por último de cualquier forma, pase lo que pase en su futuro y donde sea que se encuentre jugando después, siempre recordará afectuosamente, y será recordado afectuosamente por ella, esta campaña de ligas ganadas con el Buriram United. Muchos jugadores han visto sus carreras disolverse hasta volverse insignificantes tras habérseles dicho que son un sobrante para los requisitos del único club profesional que han conocido, pero la respuesta de este gallego ha sido ejemplar. De forma contraria, muchos jugadores han dejado el club de su juventud para ir a ganar títulos, a veces en ligas más prestigiosas. Sin embargo, pocos pueden presumir de haber tenido una temporada tan reveladora como la que disfrutó Túñez y de haberse convertido en un héroe de culto para fans del fútbol en al menos tres continentes en el camino. Así que, así estén aclamando a El Gladiador en Tailandia, Venezuela, España o puede que incluso Israel, y sin importar cuantas imágenes de partidos hayan podido ver, aquellos que de algún modo estaban al tanto de esta historia saben que merecía la pena ser contada.

Darren Spherical

@DarrenSpherical

Traducido por:

Susana Spherical 

2 thoughts on “Andrés Túñez: El Gladiador

  1. Pingback: Andrés Túñez: Venezuela’s Thai Champion | The Ball is Hispanospherical

  2. Pingback: Venezuela’s Youthful Sub-20 Team Win Silver | The Ball is Hispanospherical

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s